• Tsol

La logística del Home office

El nuevo home office está cambiando la manera en la que operan las empresas en todo el mundo


Ya no hay marcha atrás, la vida y logística de las empresas también cambió: homeoffice


El año 2020 parecía ser El Año, pero la sorpresa es que no fue así y todavía a casi terminar el primer mes de 2021 seguimos en incertidumbre sobre el sano retorno a nuestra cotidianidad, lo cual abre una gran pregunta para las empresas: ¿es sumamente necesario?


Si bien aprendimos algo laboralmente para los negocios es que la productividad en realidad nunca se vio afectada, lo que sí se afectó fueron los egos de ejecutivos que, aunque apostaron por la digitalización de servicios, operaciones e infraestructura, no previeron que debían usarla en algún momento. Tuvieron (y siguen teniendo) miedo a perder el control.


Sin embargo, con base en lo anterior se reflejan acciones asertivas que permiten el autocontrol e innovación de la operación de las empresas:


  • Flexibilidad: El trabajo por metas se hace realidad, no por horario

  • Adaptabilidad: Ambientes físicos, afectivos, laborales y sociales

  • Transformación: La infraestructura corporativa de edificios se diluye y reduce costos siendo portátil y virtual



Igualmente, el impacto financiero que la pandemia del Covid-19 ha tenido en las empresas es sumamente delicado. Sí, no se puede negar eso; algunas cerraron, otras sobrevivieron y el resto apostó por transformar totalmente su logística de trabajo. Hablamos de esa gran apuesta por el Homeoffice. ¿Por qué?


Ha sido una respuesta a muchos de los problemas urbanos, no sólo de la CDMX, sino de otras grandes ciudades del mundo, como los altos índices de congestión vial, los tiempos de traslado y las aglomeraciones.


Pero no se trata sólo de reducir, sino de aprovechar al máximo lo que se tiene en estos momentos, porque no se trata de trabajo. Los esquemas laborales están acostumbrados y fabricados para que las personas siempre estén presenciales, los procesos colaborativos igualmente se enfocan en la presencia.


Cultura virtual


Hoy, al ver nuestros hogares, nos damos cuenta que tenemos la oficina con nosotros. Esto ha sido un paso urgido y necesario, porque en realidad las empresas y su gente no estábamos preparadas para este nuevo esquema.


También existen otros factores que debieron modificarse y adaptarse a la nueva logística laboral: los valores profesionales con los que hacemos nuestras actividades. Especialmente el compromiso y la confianza mutua, porque muchos no apostaban por lograr objetivos trabajando desde casa.

Esta situación se sustenta fundamentalmente en la claridad de los objetivos para cada función y el establecimiento de metas claras. Así, el trabajador sabe qué debe hacer y depende ahora de él coordinar sus tiempos para lograrlo. Así se demuestra claramente que esta es una relación de confianza.


Corporativización virtual


Hoy ya no es necesario ir a la oficina para trabajar, hoy podemos colaborar y reunirnos cara-a-cara con colegas, socios y proveedores desde una oficina en casa gracias a las tecnologías de colaboración que habilitan este tipo de comunicaciones visuales a distancia.


La pandemia está afectando el desempeño de la economía mexicana; de acuerdo con las últimas proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se estima una contracción de 7.5% del PIB nacional para 2020. De hecho, los CFO consideran que algunos de los efectos provocados por la pandemia podrían impactar positivamente a sus empresas a largo plazo.


Las organizaciones deben redefinir su estrategia pensando en las prioridades a futuro. Estos momentos no solo significan retos que obligan a navegar por la tormenta, sino que también presentan oportunidades para aprovechar la disrupción y convertirla en un catalizador para acelerar procesos y emerger fortalecido.


La logística podría enfocarse en redireccionar los costos hacia lo que verdaderamente hará crecer a la compañía, es decir, al desarrollo de capacidades que permitan:


  • Ganar mayor participación en el mercado

  • Diferenciarse frente a la competencia

  • Generar nuevos flujos de ingreso

  • Simplificar funciones del negocio

  • Tener mayores eficiencias

  • Mantener o elevar los niveles de productividad


Esta pandemia rompió el tabú de la operación estrictamente presencial, mostrándonos con crudeza que muchos ejecutivos estaban equivocados respecto a que el trabajador es profesional y es capaz de alcanzar las metas y más cambiando radicalmente la forma en que se hacen las cosas desde casa, desde otro estado o desde otro continente.


20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo