La logística del dulce amor

Hershey’s, de la fábrica a tu boca

Para que este día de San Valentín un chocolate llegue hasta ti y “se derrita en tu boca, no en tus manos” se requiere de todo un proceso y y una excelente logística.

Primero un poco de historia: para encontrar los orígenes de San Valentín, tenemos que viajar hasta el antiguo Imperio Romano. En esa época se tiene constancia de la celebración de una festividad pagana llamada los Lupercales el 15 de febrero, un extraño ritual de fertilidad. Al parecer, entre otras cosas había una especie de lotería de parejas, Los romanos fueron también los creadores de la figura de Cupido, una figura mitológica representada por un querubín con un arco y flechas que, a su vez, ya se había inspirado en la antigua figura mitológica griega de Eros.

Se cree que 200 años después de la celebración de los Lupercales, cuando el cristianismo ya se había convertido en la religión oficial del Imperio Romano, a fines del siglo V por el Papa Gelasio I, según la enciclopedia católica, convirtió esta festividad pagana en la celebración oficial el día de San Valentín y la cambió al 14 de febrero, fecha que se ha mantenido hasta el día de hoy.

Los Kisses de Hershey’s fueron creados e introducidos al mercado en el año 1907.

Hershey´s revolucionó el proceso de producción con una máquina que cuenta con una boquilla la cual hace un sonido de “beso” mientras dispensa el chocolate sobre una banda transportadora para su enfriamiento para una rápida entrega a través de la línea de ensamblaje.

¿Y esa clásica envoltura? Fue Hersheys quien pensó que los consumidores de dulces querrían llevar los dulces en miniatura con ellos sin que el chocolate se derritiera en sus manos, así que fueron los primeros en ser envueltos individualmente, proceso realizado manualmente hasta 1921 al inventar su maquina para la envoltura automatizada.

Parte del sistema de paletizado de Hershey’s

Parte del sistema de paletizado de Hershey’s

Con un consumo promedio anual de 650 gramos, el chocolate forma parte de la alimentación regular de millones de mexicanos en el país. Sin embargo, desde su producción hasta tu boca, pasan centenas de procesos; aunque algunos de ellos son relacionados con la industria alimenticia, uno de los más importantes, y el que se asegura que el sabor se mantenga a la perfección como salió de la fábrica, es el proceso de logística.

Entre las operaciones de cadena de suministro se encuentran el almacenamiento y transporte de producto bajo temperatura controlada para millones de entregas nacionales al año mediante centros de distribución estratégicamente distribuidos por todo el país.

Por la invención del chocolate, México tiene un cariño especial para la familia Hershey’s. Al día de hoy se han fabricado chocolates de alta calidad, bebidas y productos del género alimenticio en México por más de 40 años. La sede de sus oficinas regionales se encuentra en Guadalajara, la oficina de ventas en la Ciudad de México y en Monterrey. La fabricación se realiza en El Salto (Jalisco) y Monterrey. También fomentan la innovación mediante su nuevo Centro de Innovaciones de América Latina, que crea y comprueba ideas de nuevos productos y envoltorios.