El fin del retail

¿Estamos viviendo el principio del fin del retail?

Estando en posición contemplativa en la oficina, una muy buena amiga que venía de regreso de la cocineta con su aromático café, comentó “Llevo años en esto y no sé qué es el retail?. Acabo de leer que los “superachirecontrasuper P=)&(%/$% de la revista en Logística dicen que se va a acabar. ¿Será?”.

Tomando aire profundamente y retirándome con cuidado los anteojos, le pregunté - ¿Y por qué dicen eso? -

Ella, notando mi interés tomó una silla, se sentó y me comenzó a decir que según el artículo, las personas en la era de la información estaban más dispuestas a comprar por internet que en las tiendas. Esto haría que las tiendas tuvieran que cerrar, ya que los costos de mantenimiento del inventario, el personal y el inmueble per se, serían cada vez más altos. Ahora bien, las personas sólo irían a la tienda para “probar los productos” en algo que llamaron “showrooming”. Por ello sería incosteable tener todas las tiendas abiertas y se tendría que decantar al centro más eficiente de servicio, pero que eventualmente, desaparecerían.

Me le quedé mirando y le pregunté - ¿Crees que sea verdad? -

Ella de inmediato replicó – Pues yo creo que sí, porque yo he comprado varias cosas por el internet, llegan a casa a tiempo, no fallan y además puedes ponerle un moño, una tarjeta personalizada, que bueno, ya sabes; al jefe siempre le falla, ya ves que compró en una de esas tiendas de “totalmente elite” y nunca llegó su reloj cucú, así que pues… no sé, no sé…- mientras tomaba con las dos manos su taza de café sobre sus rodillas.

- Bueno, yo pues, mmm dime ¿te gustan los zapatos? – temerosamente pregunté.

- ¡Claaaaaaaro! ¿A qué mujer no, que te pasa shhhhhhhh?-

-Bueno, entonces, te pregunto ¿Dejarías de ir a la tienda, a probarte los chorros de zapatos, modelarlos y sentirlos?

-No, me los tengo que probar a fuerza -

-Entonces ¿por qué desaparecería la tienda? -

Ella, se quedó viendo como para adentro, y me dijo; - Pero yo he comprado cosas por internet -

-Claro, hay varias cosas que sólo se deben vender por internet, por ejemplo; los zapatos perforados, de esos que tienen hoyitos y que usan los médicos, son zapatos aguados, que importa si te quedan grandes, no pasa nada, la idea es que sean cómodos, por esa razón esos sí se venden ahora sólo por internet, pero a la mayoría de las personas le gusta ir a la tienda. ¿O qué? Si cierran las tiendas ¿No saldrás de tu casa?

-Estas loco, y el shopping, el gusto de gastar, las amigas, el café, el paseo dominical con tarjeta, además tiene un tema aspiracional, un tema de que quiero que me atiendan, que me consientan, además del factor del contacto humano,… tienes razón el retail no puede acabar, la tienda… será siempre la tienda…- y orgullosa tomó un sorbo de su delicioso café.

Esa es mi amiga.

Estando en posición contemplativa en la oficina, una muy buena amiga que venía de regreso de la cocineta con su aromático café, me preguntó, -llevo años en esto y no sé ¿qué es el retail?, acabo de leer que los “superachirecontrasuper P=)&(%/$% de la revista en Logística dicen que se va a acabar, ¿será?-

Tomando aire profundamente y retirándome con cuidado los anteojos, le pregunté - ¿y por qué dicen eso? -

Ella, notando mi interés tomó una silla, se sentó y me comenzó a decir que según el artículo, las personas, ahora en la era de la información, estaban más dispuestas a comprar por internet que en las tiendas, lo cual; haría que las tiendas tuvieran que cerrar, ya que los costos de mantenimiento del inventario, el personal y el inmueble per sé, sería cada vez más altos, ahora bien, las personas sólo irían a la tienda para “probar los productos” en algo que llamaron “showrooming” por lo que sería incosteable tener todas las tiendas abiertas, y se tendría que decantar al centro más eficiente de servicio, pero que eventualmente, desaparecerían-

Yo, la ví; y le pregunté - ¿crees que sea verdad? -

Ella de inmediato replicó – pues yo creo que sí, porque yo he comprado varias cosas por el internet, llegan a casa a tiempo, no fallan y además puedes ponerle un moño, una tarjeta personalizada, que bueno, ya sabes; al jefe siempre le falla, ya ves que compró en una de esas tiendas de “totalmente elite” y nunca llegó su reloj cucú, así que pues… no sé, no sé…- mientras tomaba con las dos manos su taza de café sobre sus rodillas.

- Bueno, yo pues, mmm dime ¿te gustan los zapatos? – temerosamente pregunté.

-Claaaaaaaro, a que mujer no, que te pasa shhhhhhhh-

-Bueno, entonces, te pregunto, tú ¿dejarías de ir a la tienda, a probarte los chorros de zapatos, modelarlos y sentirlos?

-No, me los tengo que probar a fuerza-

-Entonces ¿por qué desaparecería la tienda? -

Ella, se quedó viendo como para adentro, y me dijo; - Pero yo he comprado cosas por internet -

-Claro, hay varias cosas que sólo se deben vender por internet, por ejemplo; los zapatos perforados, de esos que tienen hoyitos y que usan los médicos, son zapatos aguados, que importa si te quedan grandes, no pasa nada, la idea es que sean cómodos, por esa razón esos sí se venden ahora sólo por internet, pero a la mayoría de las personas le gusta ir a la tienda. ¿o qué? Si cierran las tiendas, … ¿no saldrás de tu casa? -

-Estas loco, y el shopping, el gusto de gastar, las amigas, el café, el paseo dominical con tarjeta, además tiene un tema aspiracional, un tema de que quiero que me atiendan, que me consientan, además del factor del contacto humano,… tienes razón el retail no puede acabar, la tienda… será siempre la tienda…- y orgullosa tomó un sorbo de su delicioso café.

Esa es mi amiga.

Captura de Pantalla 2019-06-14 a la(s) 11.47.20.png

Fernando Frías es Gerente Comercial en Tsol, experto en temas de consultoría para retail y no le gusta probarse zapatos.